Aunque no existe mucha tradición en nuestra Sociedad de asociar la Cirugía Maxilofacial con la estética, hay que señalar que somos los máximos especialistas médicos en la cirugía de la cara y por tanto nuestro conocimiento de ella nos permite desarrollar cirugías a este nivel con las máximas garantías de resultado.

 

  • blefaroplastia-cuadroBlefaroplastia: mediante habitualmente anestesia local y sedación, consiste en la eliminación de las bolsas de los párpados y de la piel sobrante. Esta técnica consigue devolver la juventud a la mirada, quitando la sensación de pesadez y cansancio tanto estética como funcional del paciente. Las cicatrices ocultas permiten pasar desapercibida la cirugía siendo una técnica muy agradecida y que no modifica artificialmente la cara del paciente.

blefaroplastia-croquis

blefaroplastia-resección-grasa blefaroplastia-resección-piel

 

  • Mentoplastia: es la modificación del mentón ya sea reduciendo su tamaño cuando es muy pronunciado, como aumentándolo cuando está retrasado. En otras ocasiones se puede disminuir o aumentar verticalmente para hacer una cara más larga o corta según las necesidades. Esta cirugía provoca muchas mejoras estéticas en la zona inferior de la cara y reduce en gran medida la típica papada de muchas personas con una cirugía mínima. Se pueden utilizar prótesis para cambiar la forma del mentón, pero idealmente es mejor la modificación del propio mentón del paciente, con ello se evitan posibles rechazos de material futuro. La cirugía se puede realizar con anestesia local y sedación con general.

mentoplastia

 

  • Ritidectomía o Lifting facial: inevitablemente después de los años, los tejidos de la cara tienden a caer provocando la flaccidez de la piel y en algunas personas acentúa de forma importante la apariencia de edad. Cuando las técnicas no quirúrgicas ya no funcionan (sobre todo infiltraciones), el estiramiento de los tejidos de la cara hace recobrar la tersura de la piel marcando el perfil de la mandíbula, eliminando la flaccidez del cuello y las arrugas del tercio medio e inferior de la cara. Esta técnica no sólo consiste en estirar la piel, sino que también se tensa el SMAS (sistema músculo aponeurótico superficial de la cara), lo que logra un efecto más atractivo y duradero del tratamiento. Se realiza bajo anestesia general.

Ritidectomia-o-Lifting-facial

 

  • Rinoplastia: la corrección de los defectos nasales incluye los funcionales y los estéticos. La cirugía sobre la nariz puede hacer modificaciones sobre alteraciones de nacimiento o secuelas secundarias a traumatismos u otras cirugías. Suele realizarse con anestesia general.

Rinoplastia

 

  • Infiltraciones: la infiltración de arrugas, cicatrices o defectos de cara se puede solucionar con la infiltración de sustancias habitualmente reabsorbibles (tiene efecto durante 12 a 18 meses según la zona) principalmente el ácido hialurónico. También se pueden realizar las infiltraciones con grasa del propio paciente que se procesa para conseguir un efecto más duradero. Éstas técnicas son poco agresivas, se realizan con anestesia local y suelen sólo provocar una leve inflamación o pequeño hematoma en los días posteriores a la misma.

 

  • Reparación de cicatrices: las cicatrices por cirugías o traumatismos sufridos, pueden dejar secuelas estéticas importantes a nivel facial, por rotura de las líneas de expresión, hundimiento de la cicatriz o tejido mal cicatrizado o hipertrófico. Éstas cicatrices se pueden modificar en la forma, en la localización o en la propia calidad de la cicatriz para que puedan pasar más desapercibidas.